Como quemar varillas y conos de incienso de forma segura

1.- Selecciona tu bandeja o quemador varilla de incienso o cono

Escoge tu bandeja o quemador, tu inciensocono. Piensa en comprar una varilla de incienso hueca. Estas varillas están hechas con una vara delgada de madera (por lo general, hecha de bambú) recubierta con incienso. Tan solo un pedacito de la parte inferior queda al descubierto. El incienso puede ser suave y fino o granuloso y áspero. El aroma, por lo general es fuerte, consiste en el olor del incienso y del centro de bambú al quemarse.

Selecciona tu bandeja o quemador varilla de incienso o cono

Escoge tu bandeja o quemador, tu inciensocono. Piensa en comprar una varilla de incienso hueca. Estas varillas están hechas con una vara delgada de madera (por lo general, hecha de bambú) recubierta con incienso. Tan solo un pedacito de la parte inferior queda al descubierto. El incienso puede ser suave y fino o granuloso y áspero. El aroma, por lo general es fuerte, consiste en el olor del incienso y del centro de bambú al quemarse.

2.- Encuentra un lugar adecuado donde quemar la varilla de incienso.

Ya que las varillas de incienso que colocarás en el incensario desprenden mucho humo, tendrás que quemarlas en una habitación bien ventilada. Sin embargo, al mismo tiempo debes alejarlas de las ventanas o puertas abiertas, donde hay mucha corriente de aire, ya que esto podría apagarlos. Asegúrate de que no haya nada inflamable, como cortinas o sábanas, cerca del incienso. Además, asegúrate de que no haya niños expuestos al humo, ya que éstos son más vulnerables.

Encuentra un lugar adecuado donde quemar la varilla de incienso.

Ya que las varillas de incienso que colocarás en el incensario desprenden mucho humo, tendrás que quemarlas en una habitación bien ventilada. Sin embargo, al mismo tiempo debes alejarlas de las ventanas o puertas abiertas, donde hay mucha corriente de aire, ya que esto podría apagarlos. Asegúrate de que no haya nada inflamable, como cortinas o sábanas, cerca del incienso. Además, asegúrate de que no haya niños expuestos al humo, ya que éstos son más vulnerables.

3.- Enciende la punta de la varilla de incienso

Una vez encontrado un lugar adecuado, enciende la punta de la varilla de incienso. Puedes hacerlo con un fósforo o un encendedor. Sostén la varilla en la llama hasta que se encienda.

Una vez encontrado un lugar adecuado, enciende la punta de la varilla de incienso.

Eniende la punta de la varilla de incienso

Una vez encontrado un lugar adecuado, enciende la punta de la varilla de incienso. Puedes hacerlo con un fósforo o un encendedor. Sostén la varilla en la llama hasta que se encienda.

Una vez encontrado un lugar adecuado, enciende la punta de la varilla de incienso.

4.- Deja que la llama arda por unos 10 segundos

Esta podría apagarse sola y, si así sucede, observa la punta de la varilla de incienso. Si puedes ver una ascua que brilla en el incensario, el incienso se estará quemando correctamente. Si no ves nada y la punta tiene cenizas, tendrás que volver a encenderlo.

Deja que la llama arda por unos 10 segundos

Esta podría apagarse sola y, si así sucede, observa la punta de la varilla de incienso. Si puedes ver una ascua que brilla en el incensario, el incienso se estará quemando correctamente. Si no ves nada y la punta tiene cenizas, tendrás que volver a encenderlo.

5.- Inserta la varilla de incienso

Ya sea una bandeja, un quemador o en el cono. Si estas usando una varilla de incienso hueca, coloca la punta de madera en el recipiente. Sin embargo, si utiliza una varilla sólida, no importa qué extremo insertes en la bandeja o quemador. La mayoría de los quemadores o bandejas sostienen la varilla de manera vertical. Si el tuyo sostiene el incienso inclinado, asegúrate de que la punta no quede afuera. Si esto sucede, corta la varilla de incienso o coloca el incensario en una bandeja resistente al calor.

Inserta la varilla de incienso

Ya sea una bandeja, un quemador o en el cono. Si estas usando una varilla de incienso hueca, coloca la punta de madera en el recipiente. Sin embargo, si utiliza una varilla sólida, no importa qué extremo insertes en la bandeja o quemador. La mayoría de los quemadores o bandejas sostienen la varilla de manera vertical. Si el tuyo sostiene el incienso inclinado, asegúrate de que la punta no quede afuera. Si esto sucede, corta la varilla de incienso o coloca el incensario en una bandeja resistente al calor.

6.- Deja que la varilla de incienso queme hasta que se apague.

La mayoría de las varillas de incienso se consumen entre 20 y 30 minutos, dependiendo del tamaño y el grosor.

La mayoría de las varillas de incienso se consumen entre 20 y 30 minutos, dependiendo del tamaño y el grosor.

Además de todos estos pasos, recomendamos utilizar incienso natural en lugar de sintético. Para diferenciarlos, existen algunas claves:

  • El país de origen: Los inciensos originarios de China, Tailandia e Indonesia suelen ser los de menor calidad. Por otra parte, los provenientes de la India tienen tanto malos productos (creados industrialmente), como excelentes productos hechos a mano, que son los que nosotros distribuimos.
  • El color: Los inciensos naturales no suelen ser muy coloridos, a diferencia de los sintéticos.
  • El aroma: El aroma de los inciensos naturales, por lo general, es más sutil. El de los sintéticos es más penetrante.

Deja que la varilla de incienso queme hasta que se apague

La mayoría de las varillas de incienso se consumen entre 20 y 30 minutos, dependiendo del tamaño y el grosor.

La mayoría de las varillas de incienso se consumen entre 20 y 30 minutos, dependiendo del tamaño y el grosor.

Además de todos estos pasos, recomendamos utilizar incienso natural en lugar de sintético. Para diferenciarlos, existen algunas claves:

  • El país de origen: Los inciensos originarios de China, Tailandia e Indonesia suelen ser los de menor calidad. Por otra parte, los provenientes de la India tienen tanto malos productos (creados industrialmente), como excelentes productos hechos a mano, que son los que nosotros distribuimos.
  • El color: Los inciensos naturales no suelen ser muy coloridos, a diferencia de los sintéticos.
  • El aroma: El aroma de los inciensos naturales, por lo general, es más sutil. El de los sintéticos es más penetrante.

Deja un comentario

Carrito de compra
Ir arriba