1.- Origen del Incienso

Las primeras nociones y los primeros rituales usando incienso se remontan a la antigüedad. Entre los egipcios, por ejemplo, era muy usado por las clases privilegiadas. De hecho, las primeras recetas conocidas son egipcias.

Por lo tanto, a medida que fueron descubriéndose sus cualidades, el uso del incienso se extendió por todo el mundo. Muchas culturas lo adoptaron por sus propiedades curativas y lo incorporaron a sus ritos religiosos, para beneficiarse de la paz y serenidad que brinda, convirtiéndose así en el compañero ideal para la meditación y contemplación.

2.- Incienso en el Antiguo Egipto

En el antiguo Egipto, el uso de incienso era una parte muy importante en sus costumbres y rituales. De hecho, a cada una de las diferentes y selectas hierbas se les atribuían propiedades místicas específicas. Incluso los médicos egipcios realizaban sahumerios durante sus prácticas médicas para expulsar a los demonios (estados espirituales mentales negativos) que sabían con certeza que eran los causantes de determinadas enfermedades mentales (enfermedades psicosomáticas).

Para sus dioses, los egipcios utilizaban las más preciadas variedades de incienso. Se ha podido constatar que en alguna de las preciadas vasijas encontradas en las cámaras funerarias de Tutankhamón, había guardados cientos de clases de incienso que han conservado todavía su magnífico aroma a través de los siglos.

En el antiguo Egipto, el uso de incienso era una parte muy importante en sus costumbres y rituales.

3.- El Incienso y el Budismo

Desde los tiempos de Buda, los seguidores del creador del Budismo han estado fascinados por los aromas del incienso. Puede ser que los primeros productos que la India importaba fuesen los inciensos de Arabia y Egipto. Con el transcurrir del tiempo, desde la India hasta China y el Tíbet, sus habitantes han encontrado y experimentado el encanto de la magia de éste.

Como caso especial, la mayor predilección por el uso del incienso se da entre los Budistas del Tíbet, donde se quema en los ritos de iniciación de los monjes. Por lo tanto, es una costumbre fija su uso en los rituales diarios celebrados en los monasterios y en los templos Budistas.

Para los tibetanos, el incienso se quema con motivo de las costumbres sociales, como los bautizos, las bodas y en muchas otras ceremonias.

El objetivo principal de los Budistas Tibetanos es invocar el apoyo de los espíritus benefactores del ambiente.

 

3.1- Incienso en el Budismo Japonés y sus rituales

El incienso se utiliza también en el Budismo japonés, al igual que en el sintoísmo, la religión originaria de Japón, el taoísmo y confucianismo en China y el Hinduismo y otras religiones en India, todas ellas originadas a partir del Budismo Tibetano.

Hoy en día, el incienso es parte de sus vidas y éste no puede faltar en las fiestas y ceremonias.

El incienso se utiliza también en el Budismo japonés, al igual que en el sintoísmo, la religión originaria de Japón, el taoísmo y confucianismo en China y el Hinduismo y otras religiones en India

Deja una respuesta